En los países árabes, lo que nosotros denominamos danza oriental recibe el nombre de Raks Shakri o Raks Shark.

Combinamos técnicas de diferentes países del Medio Oriente y Norte de Africa aunque parece ser que sus orígenes se sitúan en Egipto (a orillas del Nilo) cuando las sacerdotisas egipcias danzaban en la realización de sus rituales.

La mayor parte de las danzas en que las bailarinas modernas nos inspiramos para la utilización de elementos o la creación de nuevas coreografías tienen pues sus orígenes en antiguas costumbres y reciben distintos nombres dependiendo del momento o del lugar del que provienen.

 

RAKS EL ASSAYA (o danza del bastón)

   

Es una danza originaria del Sur de Egipto, el 'Alto Egipto' o zona del Said

Parece ser, proviene del Tahtib, que es una danza masculina en que se simula un combate,  con una o dos varas largas que eran utilizadas para el pastoreo o para defensa en la antigüedad. Por imitación, las mujeres se inspiraron en ella, pero con movimientos mucho más femeninos, suaves y juguetones.

El bastón masculino es recto y más grande y pesado, mientras que el de la mujer suele ser más fino y con una pequeña curvatura en uno de los laterales.

Se baila haciéndolo girar y usando el bastón como elemento de seducción.

Las mujeres utilizan una chilaba (vestidos enteros) con un cinturón a la cadera y el pelo tapado con un velo o pañuelo.

Los hombres en el Tahtib usan pantalones largos bajo dos galabeyas con manga larga y el pelo tapado con un turbante.

Se baila con el ritmo Saidi (más info)

 

RAKS BALADI (Mas info)

Baladi significa ‘mi pais’, ‘mi pueblo’. Es una danza sencilla y popular.

Se baila con pie plano y vibración continua de cadera y muy poca técnica.

 

RAKS SHAMADAN (Candelabro)

   

Es una de las más antiguas danzas. Proviene de los ritos y ceremonias que se llevaban a cabo en los templos egipcios.

Se ha convertido en una tradición en las bodas que la bailarina abra la procesión como un símbolo para atraer luz a la nueva vida (en las bodas se utiliza en ritmo Zaffa)

En escena la bailarina suele utilizar un ritmo lento que permita expresar y a la vez mantener el equilibrio, usando pantalones, bombachos o un vestido ceñido con el que se puedan apreciar todos los movimientos.

La danza con velas podría considerarse una variante dentro del raks shamadan. Con una vela en cada mano el baile se desarrolla como un ritual de ofrecimiento.

 

ZAAR (Mas info AYUB)

Es una danza trance que se utiliza para apaciguar a los malos espíritus.

Al ser una danza ritual y además al estar prohibida por el Islam, no es una danza que se realice en público, pero las bailarinas utilizamos algunos de sus movimientos en el show para enriquecer nuestras coreografías cuando se escucha este ritmo en la composición musical.

Vueltas, giros y fuertes movimientos de cabeza de lado a lado o dando vueltas, llevan a la mujer a un estado de éxtasis en el que puede influir en los espíritus malignos y aquietarlos.

 El ritmo utilizado para este tipo de danza es el Ayub, un ritmo también utilizado por los derviches para realizar sus giros.

El nombre de la danza es tan conocido que a veces se sustituye el nombre del ritmo por el de la danza.

 MELAIA

La Melaya es una especie de manto tupido y oscuro típico de Alejandría (Norte Egipto) Las mujeres lo usaban encima de sus vestidos, aunque parece ser que más que un baile folklórico se trata más bien de una adaptación al escenario utilizando este elemento (se conocen versiones de Mahmoud Reda en sus representaciones)

Pasos muy sencillos y el lucimiento de la bailarina con el pliegue y despliegue de la melaia alrededor de su cuerpo como un juego de picardía y seducción.

Tiene un vestuario particular, un vestido entero que enseña la parte inferior de sus piernas y unos zapatitos de tacón. La bailarina va mostrando sus encantos en un juego de miradas con gran énfasis en la interpretación.

 

HALIJI, JALLIGE, KHALLIGI…

Danza Africana que se baila en El Golfo (Jalligi signifia ‘del golfo’)

El ritmo utilizado es el Saudi o Adany.

Las jóvenes llevan el pelo muy largo (por debajo de las rodillas)  y lo van pasando de un hombro a otro. También son las mujeres las que, normalmente, con el Duff o panderos lo interpretan en reuniones familiares o de amigas.

Utilizan unas túnicas preciosas (tobe o Tob al Nashar’ar) muy adornadas y con vivos colores.

Es una danza muy muy muy femenina, con pasos sencillos, chiquititos y con especial protagonismo de la cabeza.

Lo bailan las mujeres juntas, no con los hombres.

 

TANOURA (Giro derviche)

Los derviches son miembros de una cofradía sufi. Es una danza religiosa y sus componentes giran simbolizando el giro de los planetas como un medio de conexión con la divinidad.

El sufismo nace en Turquia y, aunque allí se muestra al público sigue siendo un acto intimo y religioso, conservando sus austeras vestimentas (Tunica blanca y se cubre con una pieza negra cuando no están girando, simbolizando la mortaja). En Egipto es una danza que se expresa en público, con un vestuario bellísimo y totalmente coloristas.

Los sufis giran de derecha a izquierda, lo que eleva nuestra energía, si girásemos al revés, lo que haríamos en bajar nuestra energía, conectando con nuestros instintos más  básico, lejos de la intención primera que es conectar con energías superiores.

El instrumento base es el nay (flauta) que tiene el sonido más elevado (mas info Nay), aunque no es el único y un cantante interpreta himnos religiosos.

 

DABKE

El dabke es la danza folclórica más representativa del Líbano, aunque también se baila el Siria, Palestina y Jordania.

Es un baile grupal, donde hay un líder que guía al resto. Van muy juntos siguiendo el ritmo marcando fuertemente con los pies.

Se baila en todo el país pero especialmente en zonas montañosas.

 

DANZA VELO

Nadie parece estar de acuerdo en los orígenes de la danza con velo pero que no es un elemento del folklore.

Varias y bellísimas teorías intentan aportar luz a este hecho.

Una de ellas cuenta que Salomé bailó ante Herodes, su padrastro, por la vida de Juan el Bautista, lo que inspiro una película que, a principios del pasado siglo, hizo famosa la danza de los 7 velos (nada histórico se ha encontrado que confirme su veracidad).

Otra de ellas es la historia de Ishtar que, por amor, viajó al reino de Hades y cruzó los 7 vestíbulos del submundo, dejando en cada uno de ellos alguna de sus pertenencias… al dejar el velo, Ishtar queda al descubierto, revelando ‘su verdad’. Así pues el velo representa lo oculto, tanto físicamente como a niveles más profundos.

En algunas de estas antiguas historias parece se inspiraron las bailarinas para incluir el velo en sus creaciones.

La historia más práctica y comprobable que llega hasta nosotros habla de una coreógrafa rusa que, a mediados del siglo pasado, fue invitada a la corte del rey Faruk para dar clases a sus hijas y enseño el uso de este elemento tanto a sus hijas como a una bailarina llamada Samia Gamal, que es la primera bailarina de la que hay constancia utilizó el velo en una coreografía.

En el mundo árabe la bailarina no suele usar el velo en toda la coreografía, sólo lo sacan para la presentación de su show. Sin embargo, en occidente, las bailarinas han ido desarrollando su uso y creando una forma personal de utilizarlo y distinta de la que aprendieron.

DOBLE VELO

ROSADELA, HELLEN Y MINA SANTAPAU

En occidente hay una gran libertad, se usa para la intro, en toda la coreografía, dos velos… lo que para nada resta valor a su uso, todo lo contrario, el velo es un elemento bellísimo y se le está dando usos que nunca se habrían imaginado en un principio.

Hay velos de miles de formas, colores y tamaños variadísimos, todos ellos pueden dar un resultado espectacular a la performance.

 

DANZA CON SABLE (Espada)

           

Al igual que otros tipos de danza que se han popularizado en los últimos tiempos y que se relacionan con la danza oriental árabe, es difícil ubicar el inicio del uso de sables o puñales en este tipo de danza.

Parece ser, al menos algunos autores así lo ratifican, que un cuadro en el que una bailarina danzaba frente a los soldados ingleses utilizando una de sus espadas es el inspirador de la utilización de este elemento. En este cuadro la danzarina lleva en equilibrio el sable sobre su cabeza y no parece muy provable esté inspirado en un hecho real pero, sin duda alguna, ha hecho volar la imaginación de más de una interprete.

El ritmo utilizado para el sable es totalmente libre. No hay ningún tipo de origen que lo vincule a ningún ritmo en concreto pero las bailarinas suelen utilizar algún tipo de taxim o música lenta ya que más favorece su lucimiento al permitirnos mantener más tiempo en equilibrio el sable o espada. 

                                             

  

ALAS DE ISIS

Pero la danza no tiene limites y cada día, bailarinas de todo el mundo siguen innovando y creando nuevas coreografías. Utilizando elementos que enriquecen la puesta en escena y la interpretación de nuevos sonidos.

Las alas son un elemento, relativamente moderno que, junto a los abanicos de seda (de mucha más reciente adquisición) crean efectos bellísimos que cautivan al publico menos entendido, dando a la bailarina de oriental la posibilidad de captar la atención de un público menos experto y acercar a estos  a la música oriental árabe, su belleza y el sentimiento que acompaña a dichas interpretaciones.

 

 

 

MARWAHA (A​banicos)

 

380902_507422312624494_2062092733_n

Los abanicos de seda, también llamados fan veils, son los últimos elementos incorporados en la danza oriental. Procedente de danzas asiáticas, este elemento ha ido creciendo y sembrando su propio estilo dentro de nuestra danza.

Entre 10 y 15 años atrás, los festivales de Egipto tuvieron una gran afluencia de bailarinas asiáticas que empezaron a incluir en sus actuaciones de performance este elemento influyente de su origen. Dada su vistosidad, rápidamente se fue tomando fuerza tanto en oriental como en fusiones con otras danzas.

El ritmo utilizado es totalmente libre, no tiene ningún ritmo vinculado a su manejo ya que no se trata de un elemento de folclore.  La bailarina puede escoger el tipo de canción que ella quiere interpretar ya sea lenta o más animada.

El manejo de los abanicos, hacerlos volar tranquilamente para que se vea todo su movimiento, y los giros son la parte más vistosa y más importante para su lucimiento.